REDAUVI. Red Iberoamericana de Patrimonio Audiovisual: Servicio Información Multimedia
Mostrando entradas con la etiqueta restauración y conservación fílmicas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta restauración y conservación fílmicas. Mostrar todas las entradas

lunes, 28 de octubre de 2013

Proyección, dentro de Sombras Recobradas 2013 y en el cine Doré (Filmoteca Española), de la restauración de "El asesino" (Elio Petri, 1961) con motivo del Día Mundial del Patrimonio Audiovisual

Con un total lleno de público --fueron bastantes los espectadores que se quedaron sin entrada para este acto--, ayer domingo 27 de octubre de 2013, para celebrar el Día Mundial del Patrimonio Audiovisual promovido por la Unesco, y en el marco --en su clausura en concreto-- de Sombras Recobradas 2013, la Décima Edición de la Muestra Anual de Recuperación de Películas de la Asociación de Amigos de la Filmoteca Española (AAFE), tuvo lugar en el cine Doré la presentación en Madrid (la mundial se produjo en el Festival de Cannes de 2011, en la sección Cannes Classics) de la versión restaurada de la película franco-italiana de 1961 titulada El asesino, dirigida por Elio Petri y protagonizada por Marcello Mastroianni, Micheline Presle y Cristina Gajoni.



De la reconstrucción de El asesino, se ocuparon, mediante procedimientos no exclusivamente fotoquímicos, la Cineteca de Bolonia y el turinés Museo Nazionale del Cinema --museo que cedió la copia para la proyección ayer en España en el Día del Patrimonio Audiovisual-- en colaboración con la casa productora y distribuidora Titanus, usando como base para ello el negativo original y, debido al mal estado del primer y último rollo del mismo, utilizando también un lavénder o dup-positivo perteneciente a las fechas de la comercialización del filme. La integración de ambos elementos se escaneó con resolución 2K, empleándose como referencia para el etalonaje digital una copia positiva de la época depositada por la Titanus en el archivo de la Cineteca de Bolonia. 


Respecto a la parte acústica, a partir del negativo óptico de 35 mm conservado se tiró un positivo de banda de sonido. A continuación también aquí se aplicaron procesos digitales, consistentes en eliminar los daños causados por el paso del tiempo, limpiando las impurezas y reduciendo los ruidos de fondo. El fruto último de la restauración de El asesino, con unos trabajos que concluyeron en 2011 en el laboratorio de la Cineteca de Bolonia (denominado L'Immagine Ritrovata, igual que el festival de recuperación que sus responsables cada año organizan), lo constituyen, en cuanto a su material de preservación, un contratipo y un nuevo negativo de sonido. Esta restauración forma parte del Proyecto de Valorización del Fondo Elio Petri, fondo que Paola Pegoraro Petri donó al Museo Nazionale del Cinema en 2007, compuesto por el archivo personal íntegro del cineasta, que agrupa guiones, fotografías, notas, correspondencia y otros variados documentos.


L'assassino (El asesino, Elio Petri, 1961)

Argumento: Elio Petri, Tonino Guerra. Guión: Elio Petri, Tonino Guerra, Pasquale Festa Campanile, Massimo Franciosa. Ayudante de dirección: Giulano Montaldo. Asistentes de dirección: Giorgio Trentin, Adolfo Cagnacci. Director de fotografía (B/N): Carlo Di Palma. Segundo operador: Dario Di Palma. Música compuesta y dirigida por Piero Piccioni y editada por Titanus. Montaje: Ruggero Mastroianni. Laboratorio: Tecnostampa, Roma. Producción: Franco Cristaldi para Société Générale de Cinématographie (S. G. C., París), Vides y Titanus. Distribución: Titanus. Nacionalidad: italo-francesa (título francés: L'Assassin). Fecha de estreno comercial en Italia: 27 de marzo de 1961. Ratio de pantalla: 2.35:1. Duración: 95'.

Intérpretes: Marcello Mastroianni (Alfredo Martelli), Micheline Presle (Adalgisa De Matteis), Cristina Gaioni (Nicoletta Nogara), Salvo Randone (comisario Palumbo), Marco Mariani (comisario Margiotta), Franco Ressel (doctor Francesconi), Giovanna Gagliardo (la camarera Rosetta), Paolo Panelli (el detenido Paolo), Toni Ucci (el detenido Toni), Francesco Grandjacquet (el viejo señor), Mac Ronay (un suicida), Max Cartier (Bruno), Andrea Checchi (Morello), Carlo Egidi (amigo de Alfredo), Bruno Scipioni, Silvio Bastianelli, Ubaldo Micacchi, Eugenio Maggi, Liana Ferri.

Sinopsis argumental

Al anticuario Alfredo Martelli, un hombre de obscuro pasado que todavía no ha alcanzado la cuarentena, lo arresta la policía para a continuación someterlo a un prolongado interrogatorio. El comisario Palumbo le informa de que se le considera el sospechoso número uno de la muerte de Adalgisa De Matteis, una de las mujeres ricas con las que ha mantenido relaciones. Mientras se encuentra detenido, Martelli rememora varios momentos de la vida nada impoluta que ha llevado, y al final termina pensando que suya es la responsabilidad de todo lo que le está ocurriendo.


Acerca de Elio Petri

Elio Petri (Roma, 1929 - Roma, 1983), proveniente del periodismo fílmico y de los cine-clubes, fue ayudante de dirección en L'impiegato (Gianni Puccini, 1960), en Días de amor (Giorni d'amore, Giuseppe De Santis y Leopoldo Savona), en Un marito per Anna Zaccheo (Giuseppe De Santis, 1953) y en Roma, ore 11 (ídem, 1952). El asesino es la película con la que debuta en la dirección dentro de los largometrajes de ficción (se inició en la realización con dos cortos documentales en el decenio en que arranca su colaboración con De Santis, y llevaba interviniendo en la escritura de guiones desde 1952, cuando empezó a colaborar con el reconocido maestro de Arroz amargo [1949], al que podríamos considerar su mentor, pues encontrarse con él le resultó decisivo a la hora de fraguar su universo personal y en los consiguientes decantamientos y posicionamientos ideológicos que lo definieron como artista y autor). Tras la kafkiana El asesino firmó, entre otras, I giorni contanti (1962), A cada uno lo suyo (A ciascuno il suo, 1967), Investigación sobre un ciudadano libre de toda sospecha (Indagine su un cittadino al di sopra di ogni sospetto, 1970), La clase obrera va al paraíso (La classe operaia va in paradiso1971), El amargo deseo de la propiedad (La proprietà non è più un furto1973), Todo modo (Todo modo, 1976, según Leonardo Sciascia), la teleserie Le mani sporche (1978, a partir de Sartre) y Buone notizie (1979), títulos agitadores de las convenciones y las conciencias pero no exactamente militantes en tanto en cuanto, en una línea bastante italiana en la época --en verdad de alguna forma heredera de las preocupaciones de los neorrealistas--, se produjeron en el seno de la industria, con intencionalidad de impacto y pegada comercial, los cuales presentan el denominador muy común de sacar en pantalla al humano individuo en absoluto desvalimiento y desprotección frente a los mecanismos, egoísmos e intereses del poder político-económico y de los detentadores y monopolizadores del mismo.  



A continuación se reproduce la nota oficial --publicada el pasado viernes 25 de octubre-- de Susana de la Sierra, directora general del ICAA (Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, el organismo ministerial que en España se ocupa de la materia que su nombre indica), con ocasión del Día Mundial del Patrimonio Audiovisual, en la cual se menciona la labor de Sombras Recobradas, la AAFE, la Filmoteca Española y el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Declaración del ICAA con motivo del Día Mundial del Patrimonio Audiovisual
25 de octubre de 2013
Nota de Prensa
Como es habitual el Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA) y la Filmoteca Española se suman a la celebración del Día Mundial del Patrimonio Audiovisual, que tendrá lugar el próximo 27 de octubre. Esta conmemoración, promovida por la UNESCO desde 2005, persigue suscitar la atención pública sobre la relevancia y el valor histórico de los documentos cinematográficos y audiovisuales, subrayar su papel en la construcción de la identidad cultural de los pueblos y concienciar sobre la necesidad de adoptar las medidas precisas para su salvaguardia y preservación.
El patrimonio audiovisual, por su propia naturaleza material, es un patrimonio de extrema fragilidad y vulnerabilidad. Una buena parte de este patrimonio ya se ha perdido irremediablemente con el consiguiente menoscabo que ello supone para la memoria audiovisual de los pueblos. El patrimonio cinematográfico es también, no hay que olvidarlo, un patrimonio vivo y sujeto a un imparable desarrollo tecnológico que determina la obsolescencia técnica y la pérdida de ciertos materiales; motivos fundamentales que abren continuos desafíos para la preservación de las obras. Por ello, en su salvaguardia hemos de estar todos profundamente implicados, sector público y privado.
Para celebrar este día la Filmoteca Española ha programado a lo largo del mes de octubre, por décimo año consecutivo y en colaboración con la Asociación de amigos de la Filmoteca Española (AAFE) y el Círculo de Bellas Artes, el ciclo Sombras Recobradas que incluye diversos títulos recientemente restaurados. El ciclo se inaugura y clausura en la Filmoteca con los títulos Batalion (Miroslav Cikan, 1973) el 23 y L´assasino (Elio Petri, 1961) el 27 de octubre respectivamente.
Este año, además, la efeméride adquiere una relevancia mayor si cabe para el ICAA y la Filmoteca Española pues, después de varios años de intenso trabajo, se ha producido el traslado de fondos al nuevo Centro de Conservación de Fondos Fílmicos de la Filmoteca Española en la Ciudad de la Imagen de Madrid, espacio dotado de modernas instalaciones en materia de preservación.. Este Centro es ya el lugar de referencia en España para la conservación del patrimonio audiovisual.
El ICAA, a través de la Filmoteca Española, desarrolla otras iniciativas en este ámbito. Entre ellas, concede ayudas para la conservación, participa en foros nacionales e internacionales, mantiene convenios con universidades para la formación de alumnos mediante programas de prácticas y la participación en masters, y organiza seminarios y talleres para profesionales, además de, por supuesto, llevar a cabo una labor permanente de identificación, catalogación, investigación, restauración y difusión.

Susana de la Sierra

Directora General del ICAA